Toluca, 20 abril 2017.- Según una acompañante de las víctimas de la balacera ocurrida la madrugada de este miércoles en el bar “Baby Rock”, ubicado en Nezahualcóyotl, sus amigas fueron asesinadas porque un grupo de hombres no se dejó fotografiar.

Una sobreviviente de esta masacre, de nombre Guadalupe, declaró ella había salido a divertirse con una amiga a otro bar del mismo municipio, la noche del marte y ahí un hombre las invitó a seguir la fiesta en otro “antro”, que fue el “Baby Rock”. Al llegar se unieron a otras tres jóvenes que se encontraban en una mesa.

En este lugar conocieron a un grupo de hombres que se sentaron en una mesa contigua y convivieron con ellos durante unas horas. Según su testimonio, dado a conocer por El Universal, ya en la madrugada sus amigas querían sacarse fotos de grupo, pero los hombres de las otras mesas se negaron a fotografiarse. La testigo fue al baño mientras ellas pedían que se dejaran tomar una “selfie” y ahí escuchó los disparos. Ahí permaneció un rato por miedo y al salir vio a sus cuatro amigas bañadas en sangre. Posteriormente se sabría que todas recibieron un disparo en la cabeza.

Hay testigos que afirman que después del incidente, los atacantes huyeron en una camioneta azul, pero la Fiscalía General de Justicia del Estado de México ya investiga los hechos y el paradero de los homicidas.

Bottom Banner - Noticieros